04

ago

Fiestas de verano.

Cada verano, en multitud de ciudades y pueblos se celebran fiestas al aire libre.  En los pequeños núcleos,  este tipo de eventos tienen un gran valor tanto cultural como social, ya que es motivo de encuentro de los habitantes de la zona que junto a los veraneantes, comparten unas horas de música, baile y diversión en un clima distendido y alegre.

Ayer, pude apreciar como una familia inglesa hospedada en nuestro hotel, se lo pasaba genial compartiendo su tiempo con los lugareños, sintiéndose una familia más sin la sensación de ser etiquetados como turistas en un ambiente, para ellos, único y sobretodo autentico.  Esto es lo que hace grandes a los pequeños pueblos y que forma parte del patrimonio intrínseco de cada pequeño núcleo rural.

Y que decir de pasar unas horas al aire libre con las benevolentes temperaturas de las noches pirenaicas. ¿Os  imagináis  tomar una copa  a 19º C, sin las aglomeraciones típicas de los grandes destinos turístico en un ambiente festivo y tranquilo a la vez?

Si, es otro tipo de turismo. Un turismo que busca captar la esencia del territorio y sus gentes más allá de buscar unos días de descanso y desconexión.

We love them !!!! 

 

 

Por Lescorts|Actividad cultural|0 comment

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies